Conforme a lo expuesto en la Ley de 1993, artículo 33º, el cual dispuso que para el cómputo de las semanas se tendría en cuenta el número de semanas cotizadas en cualquiera de los dos regímenes del sistema general de pensiones, el tiempo de servicio como servidores públicos remunerados o como trabajadores al servicio de empleadores que tienen a su cargo el reconocimiento y pago de pensiones y el número de semanas cotizadas a cajas provisionales del sector privado.
En consonancia con lo anterior, no hubo distinción alguna frente al cómputo de las semanas de cotización de los afiliados al Sistema General de Pensiones, asimismo, aunado a lo expuesto en el literal f) del artículo 13 de la ley 100 de 1993, se señaló que se tendría en cuenta para el reconocimiento de las pensiones las semanas cotizadas o tiempo de servicio a cualquier caja, fondo o entidad; Si bien es cierto, la Ley 100 de 1993 en su artículo 36 introdujo un régimen de transición en donde se otorgaban privilegios en puntos tales como edad, tiempo de servicio o semanas de cotización y monto de la pensión, dejó claro que los demás requisitos y condiciones de acceso a la pensión serían los contemplados en la Ley 100 de 1993, lo que indica que para las personas que hacen parte de ese régimen de transición les es aplicable lo expuesto en el artículo 13º literal F) de la mencionada ley, toda vez que las mismas no son un universo aparte de la reglamentación y transición allí expuesto, sino que componen un solo sistema general de pensiones.
Esta anterior afirmación hace parte de la nueva tesis asumida por la Corte Suprema de Justicia Sala Laboral en reciente sentencia (Sentencia SL 1981 de 2020 (Radicado 84243), MP Clara Cecilia Dueñas) en donde manifiesta que los beneficiarios del régimen de transición por ser afiliados al Sistema General de Pensiones están sometidos a su regulación de manera integral, motivo por el cual tienen la posibilidad de que se contabilicen todas las semanas laboradas o tiempos de servicios para el reconocimiento y otorgamiento de sus prestaciones económicas.
Asimismo, la misma sentencia indicó: “Para darle viabilidad a esta posibilidad legal de integrar las semanas laboradas en el sector público sin cotización al ISS, la Ley 100 de 1993 y sus decretos reglamentarios regulan extensamente todo un régimen financiación de las prestaciones a través de cuotas partes y títulos pensionales”. Concluyendo que todos los tiempos laborados, sin distinción al tipo de empleador o si fueron objeto de aportes a pensión o no, son válidos para efectos pensionales.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat